UNIÓN ÁRABE DE CUBA

La comunidad cubano-árabe
mantiene sus vínculos filiales e históricos
con la patria de origen de sus antepasados

 

  

Inicio

Beginning Début بداية
Unión Árabe de Cuba

 Presentación del libro “El Muro” del escritor argentino Gustavo Rojana - Jorge Elías Gil

Lic. Jorge Elías Gil

Asesor Literario, UAC

 

Libro “El Muro” del escritor argentino Gustavo Rojana

 

 

El 17 de febrero de 2011 en el Salón Jerusalén de la Unión Árabe de Cuba, y en el marco de la 20 Feria Internacional del Libro de la Habana se presentó el libro “El Muro” del escritor argentino Gustavo Rojana (Buenos Aires, 12 de junio de 1960) que tiene en su país diferentes responsabilidades, entre ellas: Periodista e investigador de la problemática Palestina, ex Presidente de la colectividad Palestina en la Argentina, Presidente de la colectividad Palestina de Zarate y Director de la Cámara de Comercio Argentino Palestina.

 

Presentación del libro “El Muro” de Gustavo Rojana en el Salón Jerusalén de la Unión Árabe de Cuba.

 

La actividad contó con la presencia del Ing. Alfredo Deriche, Presidente de la Unión Árabe de Cuba y del Embajador del Estado de Palestina Excelentísimo Sr. Akram Sanham el cual expresó que: “Gustavo es un nieto de un palestino que salió de Palestina de Haifa, un pueblo druso-cristiano y palestino por supuesto. Y es un pueblo muy precioso porque está por encima de la montaña del Carmel en Galilea y se ve el Mar Mediterráneo. Gustavo, como he dicho, es un nieto de un palestino que salió en el tiempo de los turcos de Palestina para no luchar contra los palestinos en el ejercito de los turcos, salió hacia Argentina y allí ha tenido su familia y un nieto que se llama Gustavo que ha recordado Palestina muy bien, vio Palestina, ha ido al muro, vio los soldados, vio la opresión de los israelitas en contra del pueblo palestino y salió este libro sobre estas cosas que el vivió”.

 

 

 

“Hay una gran similitud del cubano con el palestino”, expresó Rojana en el encuentro

 

Gustavo Rojana por su parte dio muestras de la alegría de encontrarse en Cuba y compartió con el público presente, que llenó la sala y aglutinó un nutrido grupo de intelectuales e investigadores cubanos y extranjeros. Sus razones para escribir este libro se expresaron a través de estas palabras: “…lamentablemente como muchos otros  palestinos mi abuelo jamás volvió a tener la posibilidad de ver a su familia,  su madre, a su padre, a sus hermanos y eso para mi fue como parte del motivo y el motor de vida que en un momento determinado en los años asumí como propio. Llegar a esta tierra que había dejado mi abuelo fue para mi como algo maravilloso y era como volver a aquellos años de 1915 en los que mi abuelo había dejado su tierra natal y tratar de ver todo lo que él había visto y caminado, ver su casa antigua que ya no era de su propiedad ni de la familia, ver su casa, la ultima, donde vivió, ver la iglesia donde fueron bautizados con estos años mozos, ver el pequeño casco histórico, ver la historia  de toda mi familia que son realmente muchísimos. En el pueblo los Rojana somos cercanos a mil personas. Jamás pensé yo tener una cantidad de familiares tan numerosa y con una hospitalidad y una calidez de todos los días, desde la mañana hasta la noche. Y esa hospitalidad, no solamente de mi familia sino del pueblo palestino, la vi reflejada también en mi segundo viaje a Cuba. Hay una gran similitud del cubano con el palestino, yo los veo absolutamente confiados, cariñosos, amables, hospitalarios, gente con la que uno puede conversar en la calle, creo que es igual, no hay ninguna diferencia por lo que estoy muy feliz y orgulloso de que ustedes me hallan recibido en vuestra casa”. “Este fue un motivo, uno de los principales motivos: mis orígenes, el porque me he decidido a escribir esta novela. Quería escribirla para que supieran cual es el verdadero sentimiento del pueblo  palestino.

 

 

Gustavo Rojana en el momento que dedicaba su libro.

 

A continuación el público asistente realizó algunas preguntas a las cuales Rojana respondió amablemente y comunicó que en estos momentos se encontraba en la elaboración de otra novela con un tema similar. Al final reiteró su alegría de estar en la Habana y de ser recibido con tanto cariño en la sede de la Unión Árabe de Cuba

 

           

 

Firma de Gustavo Rojana, con la que dedico el libro “El Muro” a muchos de los presentes.


Imprimir Enviar a un amigo Regresar Su opinión Cerrar Subir